Diez razones por las que la obesidad NO se trata de glotonería ni vagancia

En la cultura popular sigue estando vigente la creencia de que la obesidad es el resultado típico de comer en exceso y de ejercitarse poco (o nada). Lo más triste es que muchas personas estigmatizan a quienes sufren de sobrepeso sin conocer la verdad acerca de su enfermedad. Como consecuencia del abuso verbal por parte de extraños en la calle, de las burlas constantes, el odio y el descontento hacia uno mismo, los individuos con obesidad padecen otros tantos problemas de salud físicos y mentales.

Un buen punto de partida para revertir esta triste situación es entender qué hay detrás de la obesidad…

ADVERTISEMENT

1. Entornos propicios a la obesidad

Lo que se conoce como “entorno obesógeno” se relaciona con la postura que el entorno en el que nos movemos adopta hacia la actividad física y los hábitos alimenticios. Por ejemplo, si vivimos en una zona sin aceras seguras donde caminar ni acceso a frutas y vegetales frescos, las probabilidades de desarrollar obesidad serán mucho mayores que en un vecindario que dispone de áreas para hacer ejercicio y que ofrece opciones saludables de alimentación.

Esto no quiere decir que el entorno es el único motivo por el cual existe la obesidad, pero sí que es un factor a considerar a la hora de analizar las causas de la enfermedad. Los individuos que viven en zonas donde se fomentan el consumo de comida rápida y el uso de vehículos para trasladarse, es probable que tengan mayores dificultades a la hora de modificar dichos hábitos a fines de perder peso.

shutterstock_222861133

Next »
ADVERTISEMENT